Blogs Composteláns
Concello de Santiago

O blog de pyme123

Personaliza estes textos no teu panel de preferencias

7 Ventajas del pyme

Ya están aquí. Son enormes, gigantescas. Tienen los dientes afilados y quieren comerse todo el pastel. Son las GRANDES EMPRESAS. ¿Qué van a hacer contra ellos, ustedes que tienen una PYME?

Si es así, y tienes una pequeña/mediana empresa o trabajas en una de ellas, eres probablemente la más capacitada para contarnos los muchos problemas y algunas ventajas que supone ser pyme en el día a día. Y sabrás que, aunque las cosas nunca son fáciles, ser pyme también te permite esconder algunos ases en la manga.
Están más cerca de sus clientes.
Es una de las ventajas más obvias. Las medianas y sobre todo las pequeñas empresas tratarán de manera más directa con sus clientes, lo que les permitirá satisfacer sus necesidades con mayor precisión y ofrecer un servicio más individualizado, e incluso establecer algún tipo de vínculo con sus usuarios. Una vez que se conoce el negocio, el vínculo del cliente con la PYME suele ser más sencillo que con una gran empresa.

Son más flexibles.
Debido a su tamaño y estructura más simple, tendrán una mayor capacidad de adaptación a los cambios. Además, les ayudará a estar más cerca de sus clientes, lo que les permitirá conocer las variaciones del mercado antes que nadie. Por ejemplo, tendrán mayor capacidad para reducir su oferta en momentos en que no hay demanda habitual.

Son capaces de detectar y aprovechar mejor los pequeños nichos de mercado.
Mientras sus ojos estén bien abiertos, una PYME tendrá una mayor capacidad para detectar y satisfacer las necesidades muy específicas de sus clientes de lo que una gran empresa puede o no detectar, o no tener interés en cubrir, por ser un poco pequeña para ella.

Pueden tomar decisiones más rápido
En las PYME, la toma de decisiones suele recaer en una persona o en un grupo pequeño. Esto los hará mucho más ágiles al tomar resoluciones que las grandes empresas, donde las decisiones a menudo requieren mecanismos complejos de toma de decisiones que involucran a muchas personas y equipos.

Es más fácil vincular al personal con la empresa
Una mayor proximidad a la dirección y una visión más global del negocio (en las grandes empresas el trabajo de cada empleado es menos completo y más especializado) facilitará la conexión emocional del trabajador con los objetivos de la empresa. Esto a menudo aumentará su motivación y, por lo tanto, su productividad.

Todo el mundo se conoce
Dentro de una pequeña o mediana empresa es más fácil formar vínculos y conocer las cualidades de los demás. Esto se puede utilizar para aumentar el rendimiento y mejorar el trabajo en equipo. Además, en ciertas situaciones, como la resolución de problemas, será mucho más fácil compartir las tareas entre las personas más informadas o mejor cualificadas para resolverlas.

La comunicación será más fácil
Al estar más cerca, será más fácil para los diferentes miembros de la empresa comunicarse entre sí. Esto permitirá que fluyan nuevas ideas y que los problemas se resuelvan en equipo.

Tags:

por pyme123, 23:42 15/05/2018