Blogs Composteláns
Concello de Santiago

O blog de paco

Personaliza estes textos no teu panel de preferencias

El matrimonio según tu religión

El matrimonio según tu religión. Costumbres distintas, mismo objetivo.

Dicen que el día de nuestra boda es el más feliz de toda la vida. Es el día en el que declaramos amor incondicional a nuestra pareja. Ya sea una celebración religiosa o no, las costumbres y las tradiciones varían mucho según en que parte del mundo nos fijemos.
Por ejemplo, las celebraciones hindúes suelen estar caracterizadas por su abundante simbología y espiritualidad. Son los padres de la novia los que se encargan de escoger cual va a ser el elegido para casarse con su hija. 
Se suelen basar en la capacidad económica y en el estatus de la familia del novio. Hoy en día, empiezan a permitirse matrimonios no apañados, aunque el consentimiento de la familia, aún es necesario. Los colores típicos de una boda hindú suelen ser el rojo, el amarillo y el naranja. El traje tradicional de la novia recibe el nombre de Sari, y debe ser rojo con adornos dorados. 

En las bodas católicas es todo bien distinto. Las parejas se casan por voluntad propia y las bodas se financian a medias entre las dos familias. Es la madre del novio la que lo lleva al altar y el padre de la novia, es el que se encarga de hacer lo mismo con ella.
Es tradición que los dos se despidan de su soltería con una gran fiesta, que normalmente se celebra una semana antes del evento.

El gran día, empieza con una misa en la que los enamorados se juran fidelidad eterna y se termina el acto con un gran banquete, acompañado de un baile final.

También tenemos las bodas judías, llenas de simbolismo por todas partes. La pareja debe jurarse respeto y amor entre ellos, pero también hacia el pueblo judío. Su boda es un compromiso con ellos mismos y con su religión. A la que falta una semana para la boda, los prometidos ya no pueden verse. Necesitan la autorización de un rabino para llevar a cabo el enlace. 

La fecha de la boda debe ser escogida durante el ciclo lunar creciente, ya que, según sus creencias, esto les reportará dinero, suerte y felicidad. La ceremonia consta de dos partes: en la primera el novio le da el anillo a la novia, y en la segunda, ya se casan y reciben las siete bendiciones. Ahí es cuando el novio rompe una copa con el pie al grito de "Maseltov" en recuerdo de la destrucción del templo de Jerusalem. Al final, los invitados hacen sentarse a la pareja en sillas y los levantan para que estos, sellen su unión con un beso. 

Por último, toca hablar de las bodas musulmanas, donde la novia debe ser la reina de la fiesta. En primer lugar, las mujeres musulmanas no pueden casarse con alguien que no practique su misma religión. Esto es imprescindible para que todo salga para delante. Hoy en día los matrimonios pueden ser consensuados o no, dependiendo de la rigurosidad religiosa de cada familia. Estas bodas suelen durar de tres días a una semana entera. 

Conocer todas estas tradiciones nos hace más cultos, libres y abre nuestra mente a nuevas formas de entender la vida y la sociedad. Nunca está de más.  

Tags:

por paco, 17:00 13/09/2018