Blogs Composteláns
Concello de Santiago

O blog de juancax

Relatos X

Con mi hermano ciego

Así comenzaron mis encuentros intimos con mi hermano.
Comienzo contandoles que actualmente tengo 23 años, soy morocha de pelo largo y con un lindo cuerpo aunque me gustaria tener las tetas mas grandes. Lo que tengo para contarles comenzó cuando yo tenia 15 años, tengo un hermano que por culpa de un accidente, tuvo una ceguera temporal por un año mas o menos. Cuando a mi hermano sucedió esto, tenia unos 13 años, ya que es 2 años menor que yo. Una noche, mis padres se fueron a cenar con amigos, y me dejaron por ser la mayor, a cargo de mi hermano. El siempre se acostaba temprano, luego de cenar, y yo era quien mas veces lo acompañaba hasta su habitación, para que no se tropezara con nada, y no se fuera a lastimar. Esa noche, luego de cenar lo que mi mamá nos habia dejado preparado, lavé los platos, y luego de dejar todo limpio, ayudé a mi hermano a llegar hasta su cuarto. Habitualmente eso era todo lo que yo hacia, una vez que le ayudaba a sentarse en su cama, salia de su cuarto pues el podia arreglarselas solo para desvestirse y acostarse. Pero esta vez fue diferente, quizas porque hacia mucho que no nos quedabamos solos mi hermano y yo, y el ya comenzaba a tener alguna curiosidad con respecto al sexo. A mi jamas se me habia ocurrido hasta ese momento, ningun pensamiento sexual que involucre a mi hermano. Luego de acompañarlo hasta su cama, le di las buenas noches, y le dije que cualquier problema que tuviera, me avisara que yo iba a estar en mi cuarto, que queda frente el de el. Pero en ese momento, el me dijo que habia un problema y era que nuestra madre, se habia olvidado de llevarlo a bañarse. Yo le dije que en eso yo no podia ayudarlo, pues sabia que mi mamá, ademas de acompañarlo hasta el baño, se encargaba de sacarle toda la ropa y tambien le ayudaba a bañarse. El me dijo que si yo, como favor de hermana, podia llevarlo a bañarse antes de acostarse. Yo lo pensé un poco, pues nunca lo habia hecho, y no sabia hasta donde tenia que ayudarlo, si bien varias veces habia visto que mi madre, cuando lo llevaba a bañarse, se quedaba todo el tiempo dentro del baño hasta que cuando terminaban, ella lo llevaba a su cuarto y salian de allí juntos, mi hermano ya vestido. Nunca supe bien hasta ese momento, si mi madre lo ayudaba solo a llegar al baño y se quedaba por si pasaba algun accidente, o si ella lo bañaba y luego lo vestia, pero esa noche me saqué todas las dudas, incluso dudas que ni siquiera habia pensado que tenia. Le dije que si lo acompañaba al baño a darse su ducha, en el baño me pidió que lo ayudara a desvestirse, cosa que no me atraia mucho, pero no me podia negar pues es mi hermano, y en ese momento, necesitaba mucho de los demas incluso hasta para bañarse. Lo ayude a desvestirse hasta que quedó en calzoncillos, fue ahí cuando le dije que yo me iba, asi el podia terminar de sacarse todo y meterse en la tina de baño, que ya le habia preparado yo con agua caliente. Pero el me dijo que necesitaba que yo me quedara, pues podia caerse o pasarle algo dentro de la bañera, y podria lastimarse. Yo le dije que no queria quedarme pues consideraba que el bañarse es algo muy intimo de cada uno, pero el insitió en que me quedara y que lo ayudara, pues decia que solo no iba a poder hacerlo bien. Por ese lado, me convenció, al menos era logico lo que decia. Entonces le dije si no tenia vergüenza de que yo lo viera desnudo, y el me contestó que no, que eramos hermanos y que al igual que con mi mamá, ya se habia acostumbrado a que lo vieran desnudo. Acostumbrado o no, la que no estaba acostumbrada era yo, que por un lado no podia negarme a ayudarlo, pero por otro, tenia dudas sobre quedarme ahí para ayudarlo. En eso suena el telefono, era mi madre que me decia que iban a llegar muy tarde, casi de madrugada y que nos acostaramos y no los esperaramos. Yo pensé en decirle que estaba por ayudar a mi hermano a bañarse, pero ella se me adelantó, y me dijo que me daba permiso y ademas me lo pedia ella, que si yo podia ayudar a mi hermano a bañarse. Yo le dije entonces que si, que en eso estabamos, y ella contenta me agradeció por hacerle ese favor, pues ese era trabajo de mi madre a diario, y esa noche no iba a poder. Volví al baño a ver como estaba mi hermano, pues me habia entretenido limpiando unas cosas mientras mi hermano tenia que terminar de sacarse la ropa y meterse dentro de la bañera. Cuando llegué ya estaba adentro, cosa que me alivió, pues no tuve que presenciar el momento en que se habia sacado el calzoncillo. Yo no queria verlo desnudo, me daba cierto temor, aunque era mi hermano, mi madre tampoco reparó en que esa iba a ser la primera vez que yo lo iba a ayudar a mi hermano a bañarse, y que lo iba a ver desnudo por primera vez. Quizas pensó que yo ya lo habia visto desnudo alguna vez, o que quizas no era ningun problema que lo viera, pues eramos hermanos. Mi hermano se estaba bañando solo, yo solo controlaba que no le pasara nada como resbalarse y si necesitaba que le alcance algo, pues ahí tenia que estar yo para alcanzarle lo que necesitara. Eso no era problema, pues mi hermano ya estaba dentro de la bañera y el agua le tapaba por encima del ombligo, así que todo estaba bajo control, al menos eso creia yo. En un momento, mi hermano me pide que le alcance el shampoo, que estaba en un estante, justo arriba de la bañera, en eso que me estiro para alcanzarselo, me resbalo y caigo con mi cuerpo dentro de la bañera. Enseguida salí, pues solo me habia metido de la cintura hacia arriba. Mi hermano se asustó mucho, yo traté de calmarlo contandole que lo unico que habia pasado, era que me resbalé y cai con medio cuerpo dentro de la bañera. Le alcancé igual el shampoo, mi traté de limpiarme la remera que llevaba puesta, pero me la habia mojado bastante. Yo estaba sin corpiño (brasier) pues era una noche calurosa y me sentia mas comoda. Al mojarse la remera, me di cuenta que se trasparentaban mis pezones a traves de la remera, pero no me hice problema pues mi hermano no iba a verme. Es mas, creo que eso fue algo que me dio algo de morbo, el estar con una remera mojada que me trasparentaba los senos, delante de mi hermano, y no tener que cubrirme creo que me hizo sentir distnta, con algo de cierta excitación hacia la situación. Seguí mirando como mi hermano se lavaba la cabeza, y se me ocurrió algo que iba a ser el principio de todo lo que sucedió después. Se me ocurrió sacarme la remera que tenia mojada, para que no me incomodara tanto. Lo pensé unos minutos, pues no me animaba a hacer eso frente a mi hermano, por mas que este no podia verme. Pero al final me animé, me saqué la remera y me quedé con los senos descubiertos mientras seguia vigilando que mi hermano estuviese bien. Cuando terminó de lavarse la cabeza, siguió con los brazos, y el pecho, ahí fue que me pidió si yo podia colaborar con el, lavandole la espalda. Yo le dije que si, pues la espalda no tenia nada de malo. Mientras lo estaba ayudando, le pedí que se inclinara un poco hacia delante, para poder enjabonarle mejor la espalda. En un momento, me di cuenta que mientras yo estaba enjabonandole la espalda, el estaba usando sus manos como si se estuviera lavando otra parte. Por sobre la nuca de mi hermano, me corrí un poco con mi cabeza, para ver que estaba haciendo con sus manos, y ahí fue que vi que mi hermano o se estaba lavando sus genitales, o se estaba masturbando mientras yo le lavaba la espalda. No me animé a preguntarle nada, ya era mas que suficiente que cuando vi que hurgaba en sus partes intimas, dejé por unos segundos de enjabonarle la espalda y el notó que yo habia visto algo. Fue ahí donde yo volví a enjabonarle la espalda como si nada hubiese sucedido, el comenzó a comportarse distinto, como si se estuviese excitando, y vaya que si era así. En un momento, luego de enjuagarle, el se incorporó nuevamente, y eso me dejaba a mi en posición de poder verle mejor sus partes intimas. Ahí fue que vi por primera vez el pene de mi hermano, tenia un tamaño bastante grande, pude hacer esa comparación, pues habia visto en una ocacion a mi padre desnudo dentro del baño, una vez que creyendo estar solo, habia dejado la puerta abierta y cuando yo crucé el pasillo luego de volver del colegio, lo vi de cuerpo entero desnudo aunque el no me vió a mi, pues tenia los ojos cerrados por el jabon que tenia sobre su cara, por eso mi padre nunca supo que yo lo habia visto. Esa fue la primera y unica vez hasta ese momento que vi a un hombre desnudo, recuerdo que me sentí muy rara ese dia, por el resto de la tarde. Yo ya sabia masturbarme y esa tarde que vi a mi padre, me masturbé un poco con la imagen en mi mente de lo que habia visto, pero esa masturbación quedó inconclusa, pues tampoco me sentia comoda de masturbarme pensando en mi padre y dejé de hacerlo. Pero lo de mi hermano era mas grande que lo de mi padre, o al menos eso parecia pues a mi hermano lo estaba viendo desde muy cerca y a mi padre lo vi desde fuera del baño. Cuando mi hermano se incorporó nuevamente, en ese momento veia que le estaba creciendo de tamaño a cada segundo, con lo que me di cuenta que se estaba excitando cada vez mas. Me sentí que yo me excitaba tambien, no sabia que hacer, aquello me estaba poniendo nerviosa, sentia un calor en todo el cuerpo. Entonces decidí lo que iba a hacer, iba a darle un alivio a mi hermano, pero no sabia si primero hablar del tema o simplemente tomarlo por sorpresa, en ese momento mi hermano estiró su mano buscando una toalla para secarse los ojos, pues le habia entrado un poco de shampoo dentro de los ojos. Cuando estiró su mano, sin saber hacia donde la dirigia y mientras yo seguia enjabonandole los hombros, y mirando como su pene seguia creciendo, me distraje y así fue que me tomó bien desprevenida cuando mi hermano, tratando de encontrar la toalla, con su brazo rozó la parte de debajo de uno de mis senos. Yo me quedé congelada, sin reaccion, el tambien tardó unos segundos en reaccionar, hasta que después me preguntó si yo estaba desnuda tambien. Mi hermano habia notado que yo no estaba vestida como antes, le dije que no estaba desnuda y que solo me habia sacado la remera porque estaba empapada. Entonces el me tocó las piernas, y comprobó que yo no estaba totalmente desnuda, pues tenia puesto un pantalón de pijamas. Creo que eso le dio la seguridad que yo no le habia mentido en nada, y que no le mentiria en ningun momento. Entonces me preguntó si estaba excitada, a lo que yo no contesté nada. Entonces dirigió su mano hacia donde lo hizo antes cuando me tocó buscando la toalla, buscó hasta que volvió a encontrar uno de mis senos. Esta vez, con mucha delicadeza, lo tocó suavemente, con movimientos un poco torpes, pero muy delicadamente. Eso hizo que mis pezones se endurecieran al instante, yo comencé a sentir cosquillas en todo mi cuerpo, esos toques de mi hermano, me encendieron mucho mas. Cuando miré hacia dentro de la bañera, pude ver que el pene de mi hermano habia crecido un poco mas aun, eso me animó a llevar una de mis manos hasta allí. Cuando comencé a tocarle el pene a mi hermano, este pegó un salto en el agua. Yo tambien senti algo muy especial, pues era la primera vez que tocaba un pene. No sabia como, pero sabia que tenia que hacerle sentir rico, como estaba sintiendo yo con sus masajes en mis senos. Así que comencé a tocarle el pene por toda su extensión. Mi hermano me preguntó si alguna vez lo habia visto a el desnudo o a otro hombre, y yo le contesté que no, entonces el me dijo que si yo queria, el me podia enseñar a masturbar a un hombre, pues el sabia como, porque ya lo hacia desde hacia un tiempo. Yo no le contesté, pero el entendió que mi silencio era un "si" y atrapó mi mano con la suya, haciendome agarrar su pene con toda mi mano y comenzó a mostrarme como tenia que hacer los movimientos hacia delante y hacia atrás. Unos segundos después, soltó mi mano, y me dejó hacerlo todo a mi. Yo segui acariciandole el pene como el me habia enseñado mientras vi como el comenzaba a disfrutarlo, eso me dio la idea de que lo estaba haciendo bien y continué así. El me dijo que de a poco, fuera acelerando el ritmo, y yo seguí las instrucciones que el me daba. Su pene estaba cada vez mas duro, incluso sentia que algunas veces, palpitaba en mi mano. Mi hermano cada vez estaba gozando mas, comenzó a hacer gemidos de placer, y eso me mostró que lo seguia disfrutando y pensé que incluso el estaba cerca del orgasmo, pues hacia unos gemidos similares a los que yo hacia cuando me masturbaba sola. Aceleré mas el ritmo ya por mi cuenta, pues el ya solamente gozaba y dejó de darme instrucciones. Así fue que para estar mas comodos, le pedí que se incorporara y se sentara con mucho cuidado, al borde de la bañera, para poder seguir masturbandolo mas comoda. Lo ayudé a sentarse en el borde, y pude ver lo parada que la tenia. Estaba muy dura y muy erguida, apuntando levemete hacia arriba, cosa que me sorprendió, pues no sabia que podia tomar esa posición, algo que yo pensé que siempre apuntaba solo hacia abajo. Quise compensarlo un poco mas, como para que tuviera pronto un orgasmo, y se me ocurrió tocarle las partes circundantes al pene, como hacia yo misma cuando me masturbaba, que ademas me tocaba las ingles, el pubis y un poco las piernas. Así fue que comencé a hacerle caricias por la parte interna de sus piernas, y por las ingles tambien, parecia que a el le gustaba eso. En un momento me pidió que incluyera los testículos en mis masajes y caricias, y así fue que sin saber bien como, con una de mis manos comencé a tocarle los testículos. En un primer momento, lo debo haber hecho con mucha fuerza, pues le hice dar un salto, y me dijo que tuviera mucho cuidado, pues los testículos eran muy sensibles y dolian mucho si eran presionados. Entonces tuve ya mas cuidado y segui masajeandole los testículos, pero de forma mucho mas suave, cosa que lo puso como loco. Pues fue motivo de unos suspiros que ya eran de extremo placer. Eso me animó a poner mas empeño, ya totalmente desinhibida, le tocaba el pene y los testículos, como toda una experta que me estaba convirtiendo, hasta que comencé a sentir que mi hermano estaba por llegar al orgasmo. Yo sabia que me daria cuenta, pues sabia que a los hombres les sale semen de su pene cuando se excitan y llegan al orgasmo, pero no sabia bien como era esto del semen, pues con mis amigas de la escuela, solo hablabamos del tema, sin que ninguna de nosotras tuviera la experiencia de haber visto semen alguna vez hasta ese momento, pero todas deciamos como nos imaginabamos que era eso, solo sabiamos que era un liquido blanco y nada mas. Así fue que seguí con mis masajes, hasta que escuché que mi hermano me dijo que ya le salia, eso fue todo lo que pudo decir, luego comenzó a dar unos saltitos y a gemir algo mas fuerte que hasta ese momento, y unos segundos mas tarde comenzó a derramar semen de su pene, que cayó un poco en mis manos, y otro poco dentro de la bañera. Fueron varios chorros de semen, que mojaron mi mano y otros cayeron dentro del agua, me sorprendí al ver por primera vez el semen, pues yo pensaba que era mas liquido, pero era bastante espeso aunque no tan blanco como me lo imaginaba. Así fue que dejé que mi hermano volviera a meterse dentro de la bañera a descansar, parecia muy cansado en ese momento, su pene habia perdido gran parte del tamaño que tenia, y se encontraba bastante flaccido. Fue en ese momento que me pidió, que queria que yo me sacara toda la ropa, eso me sorprendió, porque no entendia para que queria eso, si no podia verme, pero me lo pidió con tanta dulzura, que no pude negarme y me terminé de sacar el pantalón y el panty, quedandome totalmente desnuda como lo estaba mi hermano. Cuando terminé, le avisé que ya estaba desnuda como el, y me pidió que dejara que el me tocara, yo ya estaba decidida a lo que fuera, me acerqué a el, y guié sus manos hacia mis caderas, para que pudiera comenzar a tocarme. Lo hizo con mucha dulzura tambien, subió hacia la cintura, tocó mi pansa, subió hasta mis senos, ahora tocando ambos con sus dos manos, dedicandole tiempo a masajear mis pezones, que seguian erectos desde que me habia sacado la remera. bcngirls
escorts barcelona
apricots
top damas
eulalia roig
sugar girls
escorts universitarias catalanas
la fenice barcelona
felina barcelona
escorts maduras barcelona
president palace barcelona
perla negra barcelona
travestis barcelona
escorts jovencitas barcelona
masajes eroticos Ese masaje me gustaba mucho, comencé a respirar mas profundamente, producto de la excitación que me estaba dando con sus caricias. Luego comenzó a bajar sus manos, volvió a acariciar mis caderas y tambien mis piernas. Yo por suerte me habia depilado las piernas el dia anterior, así que estaban muy suaves. Eso fue una de las pocas cosas que dijo mientras me acariciaba, que le gustaba lo suave que era mi piel. Eso me agradó muchisimo, y me dio animo para dejarlo seguir con sus caricias. Luego insitintivamente comencé a separar las piernas, como invitandolo a tocar mi zona mas intima. El parecia que no se animaba a hacerlo, o quizas creia que no era el momento, pues seguia pasando sus manos con mucho amor por mis piernas. Hasta que tuve que ser yo misma, quien comencé a tocar mi pubis buscando algo de alivio a la excitación que tenia para ese momento. Fue ahí que el se dio cuenta que yo estaba tocandome y me preguntó si estaba haciendo algo mal o que a mi me molestara. Le dije que no, y entonces se animó a preguntarme si mis movimientos se debian a que me estaba masturbando yo misma. Esta vez no quise callarme, y le dije que si, que ya no aguantaba la excitación, y que necesitaba masturbarme. Ahí me dijo que el podia hacerlo si yo lo dejaba, como el me habia dejado que yo lo masturbara, entonces le dije que si y guié sus manos hasta mi pubis. Cuando sentí sus manos tocando mis vellos pubicos, me estremecí al maximo, el estaba sorprendido, me dijo que pensaba que yo deberia tener mas vellos pubicos con mis 15 años, entonces yo le dije que tenia poco, porque me los recortaba una vez a la semana, pues no me gustaba que hicieran mucho bulto a traves del panty, y que ademas era mas comodo así, pues si me los dejaba si recortar, mis vellos se salian por los costados del panty y no me gustaba eso, ademas de que muchas veces me resultaba incomodo ademas. Creo que ese comentario lo volvió a excitar, pues fue luego de eso que vi que su pene volvia a tomar un tamaño como el que tenia cuando yo lo habia excitado. Le pregunté si era por tocarme a mi que estaba volviendo a excitarse, y me dijo que si. Sentir que esa excitación era por mi, me hizo sentir muy bien, y decidí pedirle que esta vez, fuera el quien me masturbara a mi como le habia hecho yo anteriormente a el. Así fue que comenzó tocandome los vellos pubicos, luego con sus dedos comenzó a tocar mi raja en toda su extensión, y yo le indiqué que me estimulara el clítoris, indicandole donde estaba. El hizo un trabajo muy bueno, como si supiera como tenia que estimularme el clítoris, eso me llevó cerca del orgasmo. El se animó a algo que yo no le habia pedido, pero que me encantó cuando comenzó a hacerlo. Comenzó a meterme un dedo dentro de mi vagina, solo un poco, eso me terminó de descontrolar, le pedia que intensificara mas sus movimientos que estaba cerca del orgasmo. El siguió siempre con su dedo dentro de mi vagina y cambió su posición comenzando a masajearme la parte de arriba de mi vagina hasta que encontró mi punto G. Yo sabia de la existencia del punto G, y hasta llegué a encontrarmelo una vez, pero no pude estimularme demasiado, pues no tenia mucho tiempo en ese momento, porque no estaba sola en casa, y temí que mi mamá entrara de improviso en mi habitación ese dia, y me encontrara masturbandome. Así que no habia podido experimentar totalmente con eso, y luego de aquella vez, las veces que intenté encontrarlo no logré alcanzarlo mas. Pero al parecer mi hermanito si me lo habia encontrado, cuando le dije que me gustaba mucho que me tocara esa zona, se esmeró en hacerlo con mas detenimiento, creo yo sin saber lo del punto G, pero llegó un momento en el que lo encontró, yo solo atiné a decirle que allí era el lugar justo donde mas me gustaba, sin darle mayores explicaciones. Entonces el se concentró en algo que el mismo llamó "bultito" que dijo sentir con sus dedos en el momento que yo sentia que habia encontrado mi punto G. Le dije a mi hermano que ese era mi lugar mas sensible y que no dejara de estimularme ahí. Como un niño obediente se concentró en lo que yo le habia dicho, yo me sentia en la gloria, estaba sintiendo espasmos que jamas habia sentido hasta ese momento. Era algo unico, entonces me dijo que si me gustaba, y yo le conteste que no dejara de tocarme ahí, pues me estaba haciendo sentir cosas que nunca habia sentido. Luego de varios minutos de estimulacion en esa zona, supe que ya me venia el orgasmo, pero comencé al mismo tiempo a sentir una sensación ya conocida por mi, pero que me extrañaba bastante, pues comenzaba a sentir como si me fuera a orinar. Por un lado, queria seguir sintiendo el placer que mi hermano me estaba dando, pero por el otro, tenia la preocupación de que sentia que me iba a orinar, y no queria, pues si me sucedia eso, le iba a orinar encima a mi hermano, quien tenia un dedo dentro de mi vagina. Pero el placer pudo mas que la razón, y me descontrolé tanto que ya no me importó si me orinaba encima de mi hermano, me entregué totalmente a lo que venia, y en pocos minutos, mi cuerpo comenzó a convulsionarse, tenia temblores cada vez mas fuertes, mis piernas se aflojaron y caí casi sobre el cuerpo de mi hermano. Pero el no paró, siguió con sus masajes vaginales, aunque yo estaba casi encima de el. En pocos segundos comencé a sentir la sensación que ya me estaba orinando, mezclada con los jugos que mi hermano ya me habia sacado con su estimulacion, mas lo que me estaba haciendo sentir mi punto G. Las tres cosas a la vez, me llevaron a tener un largo e intenso orgasmo que terminó convirtiendose en un segundo y un tercer orgasmo casi consecutivos. Fue algo indescriptible, llegué a tener la sensación de que me ahogaba, me sofocaba, tenia la respiración muy agitada. Mi hermano tambien estaba muy excitado, al punto que respiraba el tambien agitadamente, y luego de unos segundos, cuando yo aun estaba en pleno orgasmo, senti que algo mas, que no salia de mi cuerpo, me estaba mojando la panza, era mi hermano, que estaba eyaculando por segunda vez. Esta vez fue menos cantidad que la anterior, cuando pude reaccionar en parte, para mirarlo, el estaba con sus ojos entrecerrados como yo, teniendo tambien espasmos en su cuerpo, temblaba como si tuviese frio, y vi que su pene estaba tan erecto como la vez anterior, y que seguian cayendo algunas gotas de su pene, nuevamente en el agua de la bañera. Ambos nos quedamos varios minutos descansando, intentando recuperar fuerzas, cuando reaccioné un poco, era muy tarde, habiamos estado como 2 horas en el agua, desperté a mi hermano, y le dije que tendriamos que bañarnos ambos, para limpiarnos bien y volver rapido a la cama antes que llegaran nuestros padres. Así que dejamos escurrir el agua de la bañera por la cañeria, mientras con la ducha me bañé rapidamente para limpiarme bien todo el cuerpo que lo tenia lleno de traspiracion propia, de mi hermano y con restos de mis propios jugos, y de semen de mi hermano. Cuando terminé, ayudé a mi hermano a que terminara de bañarse, lo limpié bien, le lavé yo misma sus genitales, lo que hizo que en parte se volviera a excitar, pero esta vez, ya no teniamos tiempo para volver a hacer nada, así que solo le tomé el pene con mis manos, y le bese la punta, después terminé de bañarlo y de vestirlo, me vestí yo, y salimos del baño a su habitación. Le ayudé a acostarse, y volví al baño para dejar todo limpio, y me fui a mi habitación y me acosté. En no mas de 10 minutos luego de que me acosté, sentí que mis padres volvian de su salida. Me hice la dormida, sentí que mi madre entró a mi habitación y se quedó mirandome unos segundos y luego se fue a su habitación. Era muy tarde, casi de madrugada. Ni decir que mi hermano y yo, dormimos hasta muy tarde el dia siguiente. Nos levantamos como a las 5 de la tarde, estabamos muy cansados después de todo lo vivido la noche anterior. Mi madre no sospechó nada, solo nos preguntó si nos habiamos acostado muy tarde que dormimos tanto, pero nosotros solo nos reimos y le dijimos que nos quedamos mirando TV hasta que nos vino el sueño. Esa fue la historia que tuve con mi hermano, en realidad fue la primera de varias veces que disfrutamos del sexo juntos, así empezó una relacion con mi hermano, que en ese momento sucedió como algo de esa vez, pero que en realidad, fue el comienzo. Luego de varios meses después de ese episodio, mi hermano se recuperó de su accidente, y tuvo la suerte de recobrar la vista, que la habia perdido por culpa de ese accidente. Actualmente se encuentra muy bien, ya recuperado totalmente de su ceguera y de su accidente. En otro momento les contaré como siguieron estos encuentros entre mi hermano y yo, sobretodo como fue el primer encuentro entre el y yo, luego de que el recuperó su vision, pues fue algo maravilloso como el me dijo que habia imaginado mi cuerpo tal cual era, cuando no podia verme.

Tags: escorts   

por juancax, 12:12 27/06/2017

Novo comentario

É preciso que te rexistres para poder participar en Santiago de Compostela. Desde a páxina de entrada podes crear o teu Santiago de Compostela.

Si xa tes o teu nome en Santiago de Compostela, podes acceder dende aquí: