Blogs Composteláns
Concello de Santiago

O blog de dunga

Un blog en el cual todos tenemos cabida

Ahorrar comprando en rebajas

Ahorrar es sinonimo de observar de ver y de buscar los sitios y las temporadas para poder ahorrar unos Euros en nuestras compras cotidianas.
La economía doméstica puede beneficiarse notablemente si nos adelantamos a situaciones que se repiten año tras año. No hay razón para gastar más, por ejemplo, en Navidades, cuando muchos de los alimentos que se compran para las cenas de Nochebuena y Nochevieja pueden adquirirse de forma anticipada y congelarse. Lo mismo ocurre con las rebajas. Más o menos, todos sabemos cuáles son nuestras necesidades de ropa y calzado, entonces, ¿Por qué no aprovechar las rebajas de Enero y de Verano para llenar el armario? La planificación siempre ofrece buenos resultados, y en este aspecto no es diferente. 

Basta con tomar papel y bolígrafo y anotar qué necesita cada uno de los miembros de la familia para el próximo año. Camisas, camisetas, ropa deportiva, botas, ropa de abrigo… Con esa lista, se puede calcular aproximadamente cuánto supone el gasto anual del hogar en esa partida, y una vez calculado, basta con dividirlo entre 12 y obtendremos la cantidad aproximada que hay que apartar mensualmente para abordar todas esas compras. Lo bueno es que, al llegar rebajas, el precio de esos productos estará muy por debajo de lo habitual, con lo que, si hemos sido disciplinados y ahorrado la cantidad asignada cada mes, podremos optar por una de estas opciones
  1. Comprar mayor cantidad de prendas
  2. Comprar productos de mejor calidad
  3. Comprar lo inicialmente previsto y utilizar el dinero restante para otra cosa

¿Y si no puedes ahorrar?


Lo ideal, desde luego, es poder apartar esa cantidad cada mes, pero en muchos casos, la economía va tan justa que puede parecer imposible. No obstante, incluso en esta situación puede lograrse un ahorro comprando en rebajas. La clave está en esperar a la última semana, cuando los precios ya tienen rebajas imposibles, para liquidar las últimas existencias. 

El problema, claro está, es que no habrá tanta variedad para elegir, pero si el objetivo es ahorrar en los gastos destinados a esta partida, es la mejor opción. Si no se ha podido apartar una cantidad mensual a lo largo del año, se puede igualmente hacer acopio de prendas y calzado para toda la temporada simplemente pidiendo uno de esos préstamos rápidos que tan populares se han hecho, y que permiten obtener hasta 300 euros en pocos minutos. Obviamente, la cantidad solicitada debe ser acorde a las posibilidades de pago de cada uno, pero al menos, es una manera interesante de poder conseguir aprovecharse de estos descuentos y cubrir las necesidades de la familia.

Tags:

por dunga, 08:05 15/12/2016