Blogs Composteláns
Concello de Santiago

O blog de casas

Personaliza estes textos no teu panel de preferencias

¿Qué es mejor una casa prefabricada de hormigón o una de madera?

A la hora de enfrentarnos a una decisión de este tipo, esta es una de las preguntas que, con más frecuencia, nos hacemos. Y es que es una cuestión, que suele ir por fases. La primera duda que suele asaltarnos es si nos resultará conveniente, a todos los niveles, comprar una casa prefabricada, frente a adquirir una convencional, de las "de toda la vida".
A la hora de enfrentarnos a una decisión de este tipo, esta es una de las preguntas que, con más frecuencia, nos hacemos. Y es que es una cuestión, que suele ir por fases. La primera duda que suele asaltarnos es si nos resultará conveniente, a todos los niveles, comprar una casa prefabricada, frente a adquirir una convencional, de las "de toda la vida".

Hay quienes piensan que la compra de una vivienda prefabricada, está reservada para personas "demasiado atrevidas". Pues bien, estamos aquí para aclarar esta circunstancia y para arrojar luz sobre una decisión que puede resultar importante, al punto que, de tomarla correctamente, podrá cambiar nuestras vidas, siempre para bien, por supuesto.

Todos podemos disfrutar de una casa prefabricada

Como venimos indicando no hace falta que seamos personas especialmente modernas, con gustos innovadores, ni mucho menos con tendencias "hippies" para querer hacernos con una casa de este tipo, aunque estamos seguros de que estos colectivos tampoco subestimarán las múltiples ventajas de habitar una de ellas. El motivo: las casas prefabricadas convencen por todo y a todos, no en vano son:

  • Baratas. Será suficiente con que compares una casa prefabricada con otra tradicional, de las mismas dimensiones y similares acabados, para que compruebes que las primeras resultan mucho más económicas. De hecho, si optas por una de tipo "modular", su coste bajará aún más.
  • Cómodas. Pues los servicios que ofrecen nada tienen que envidiar a aquellos con lo que están dotadas las casas convencionales.
  • De todo tipo. El límite únicamente lo pones tú, o, mejor dicho, tu bolsillo. Dependiendo de cuanto estés dispuesto a gastarte, te podrán construir desde una fabulosa mansión, hasta una pequeña, pero no por ello menos confortable, casa para tus vacaciones.
  • Personalizadas. Podrás encargar que los acabados se adapten a tus gustos y podrás estar disfrutando de ellos en un espacio de tiempo relativamente corto.
  • Fácilmente ampliables. Si necesitas nuevos módulos, solo tendrás que encargarlos. Da igual que te hayan surgido nuevas necesidades personales o profesionales. Su adaptación te resultará tan fácil que creerás que se trata de "un juego de niños".
  • Susceptibles de ser mejoradas. Si has tenido alguna idea con la que crees que tu casa ganará, encárgasela a los profesionales y dedícate únicamente a disfrutarla.
  • Transportables. Muchas de estas casas ofrecen la posibilidad de ser llevadas de una parcela a otra, ya que se les pueden añadir ruedas. Esta es una de las principales ventajas con las que cuentan las mismas y que no encontrarás en las casas tradicionales. Hay que pensar que un importante sector de la población tiene por delante un panorama de incertidumbre laboral. Numerosas personas se ven cada día obligadas a cambiar de ciudad de residencia por temas de trabajo. Si fueras una de ellas y, sobre todo, si te cuesta adaptarte, ¿no sería preferible poder trasladarte con tu misma casa, siendo el de parcela el único cambio al que tuvieras que enfrentarte en lo que a tu vivienda se refiere? Si además lo habitual es que, en multitud de ocasiones, a la decoración de nuestro hogar hayamos dedicado mucho tiempo y dinero, nada como sentirnos "en casa" por muy lejos que tengamos que trasladarnos.
 

¿Por cuál me decido, por la de madera o por la de hormigón?

 Hay personas que se ven gratamente sorprendidas cuando se acercan a preguntar por una de estas casas y el vendedor les pregunta que cuál es el material que tienen pensado para su construcción. Todavía muchos piensan que las casas prefabricadas solo son de madera. Nada más lejos de la realidad. En los acabados tanto interiores como exteriores de estas viviendas, pueden intervenir multitud de materiales. Aunque lo que sí es cierto es que tanto la madera como el hormigón, siguen ocupando un lugar protagonista.

La madera: económica, duradera y segura

 Una casa prefabricada de madera destaca por su bajo coste y, lo que es aún mejor, ello no le resta un ápice de calidad a su proceso de construcción. A esta circunstancia contribuye el hecho de que los problemas de mantenimiento que sufrían las casas de madera de antaño, están en la actualidad totalmente superados.Además si finalmente te decantas por una casa de este material, has de saber que contarás con unos óptimos sistemas de aislamiento, o, lo que es lo mismo, estarás a salvo tanto de ruidos como del frío y del calor.En cuanto a su duración, la misma es similar a la de casas construidas con otros materiales.Por último y ya en referencia a la seguridad a la que hemos aludido, las casas así construidas gozan de unas propiedades antisísmicas que resultan muy superiores a las de casas construidas con otros materiales, entre ellos, el hormigón. Las personas que tienen un especial temor a este tipo de fenómenos, como terremotos y temblores de tierra, y, que además, viven en zonas especialmente tendentes a sufrirlos, tienen este factor muy en cuenta.

El hormigón: robusto, resistente y fácilmente combinable

Una casa prefabricada de hormigón es una casa robusta que va a resistir con mucha dignidad al paso del tiempo. Además, si eres un amante de la decoración, este tipo de construcción te permitirá jugar con los materiales y con el mobiliario de diseño, si quieres lograr un resultado altamente estético.En cuanto a su mantenimiento, las labores para mantener en perfectas condiciones estas edificaciones son mínimas y, además, de la misma forma que en las casas de madera, el aislamiento térmico y acústico está garantizado, con el consiguiente ahorro energético que ello conlleva.En definitiva, para gustos, los colores, pues ambas opciones resultan excelentes. Lo primordial es conocerte a ti mismo, así como tus necesidades y gustos y ver con cuál de estas casas te sientes más identificado.Un empujoncito más en tu decisión, te lo dará la visita a páginas especializadas en las que podrás elegir entre casas modernas, tradicionales o americanas diseñadas con esmero, o bien, optar por el diseño de la casa de tus sueños, especialmente adaptada para ti.

Tags:

por casas, 00:38 14/02/2017

Novo comentario

É preciso que te rexistres para poder participar en Santiago de Compostela. Desde a páxina de entrada podes crear o teu Santiago de Compostela.

Si xa tes o teu nome en Santiago de Compostela, podes acceder dende aquí: